Cambios en la regulación de los VFU

Cambios en la regulación de los VFU

El Gobierno ha aprobado recientemente un Real Decreto que regula el final de la vida útil de los vehículos, adaptando esta norma a la Ley de residuos y suelos contaminados, principalmente, así como a la normativa europea vigente.

Con ello se pretende organizar de manera más eficiente y efectiva la recogida de vehículos al cerrar su vida útil y la reutilización de piezas y otros componentes. Se busca un proceso que sea respetuoso con el medio ambiente al tiempo que se propicia un mayor control de la actividad generada a raíz de este proceso y se evita la proliferación de la actividad ilegal en este ámbito.

En líneas generales, las principales cuestiones que se deben tener en cuenta, según se marca en el Real Decreto aprobado, son:

  • El vehículo al final de su vida útil se considera un residuo al ser entregado en un Centro de Almacenamiento Temporal y tramitada la baja.
  • Solo dichos centros (CATs) autorizados podrán retirar y comercializar piezas de los vehículos y siempre que estos hayan causado baja definitiva en la DGT.
  • Los operarios que manipulen los gases del aire acondicionado deberán de estar en posesión del carnet profesional correspondiente.
  • Los CATs deberán remitir, directamente o a través de gestor autorizado, el resto del vehículo, que no deberá incluir ningún material o elemento no perteneciente al mismo, a un gestor autorizado para su fragmentación.
  • Se establecen mínimos de reutilización de piezas y componentes. Desde el 1 de enero de 2017 se obliga a los CATs a reutilizar al menos el 5% en peso de los vehículos que traten. Porcentaje que va ascendiendo al 10% en 2012 y al 15% en 2026.
  • El CAT que prepare neumáticos para la reutilización podrá encargar, por sí mismo, el tratamiento de los neumáticos derivados de la preparación para la reutilización a través de gestores autorizados, podrá llegar a acuerdos con sistemas de responsabilidad ampliada del productor o solicitará, a los profesionales que los adquieran, un certificado anual relativo al número de neumáticos procedentes de dicho CAT y de la entrega a un gestor autorizado de un número equivalente de neumáticos, con identificación de este gestor.
  • Los CAT harán constar en su memoria anual los neumáticos derivados de la preparación para la reutilización que hayan entregado directamente a gestores autorizados, así como los entregados a los profesionales, con identificación de estos últimos e incluyendo el certificado mencionado en el artículo 7.5 del Decreto.
  • Los CATs han de solicitar, cuando proceda, una revisión de su autorización en el plazo de seis meses desde la entrada en vigor del Decreto.
  • Los CATs solicitarán una revisión de su autorización para adaptarla, cuando proceda, a las previsiones de esta nueva normativa.

Así pues, a la legislación europea que marca la pauta para fabricantes e importadores de vehículos, en lo que concierne al diseño de éstos, se suma el aspecto relativo a la organización de la recogida y gestión posterior de dichos vehículos cuando alcanzan el final de su vida útil, y en este punto cobra especial relevancia la labor de los gestores de residuos.

Para ampliar esta información puede consultarse directamente el BOE donde se publica el Real Decreto en cuestión: BOE 2017/656