Colombia lo pone fácil para reciclar teléfonos móviles

En la mayor parte de nuestros domicilios podemos encontrar teléfonos móviles en desuso, bien por estar averiados, con elementos rotos o incluso obsoletos. Estas unidades contienen elementos como el cadmio, el plomo o el cromo que pueden ser perjudiciales para la salud. Esta es una de las razones por las que se hace hincapié en la necesidad de reciclar esos teléfonos y además hacerlo a través de empresas o programas que están especialmente preparados o indicados para tal proceso. Se trata de un doble beneficio, tanto para las personas como para el medio ambiente.

Dentro de la concienciación general que se pretende en cuestiones de reciclado de aparatos en desuso, las empresas especializadas en cada uno de los sectores de tratamiento de estos residuos se dedican a la destrucción de aquellas partes que no sirven, al tiempo que recuperan los elementos que puedan ser reutilizados siguiendo unas medidas de control específicamente detalladas para su actividad y para la seguridad de la sociedad y el medio ambiente.

En Colombia se viene haciendo un trabajo importante en ese sentido y, por ejemplo, Movistar participa en una campaña bajo el lema “Recicla tu celular y comunícate con la Tierra”, acción que ha incluido en su programa de responsabilidad ambiental, y con ello aporta una solución de reciclaje a sus clientes con aparatos en desuso.

Por su parte, encontramos otro ejemplo en el Departamento de Responsabilidad Social de Claro, y su iniciativa denominada “Yo Amo Mi Mundo”, todo un proceso organizativo en torno a operar contribuyendo al desarrollo sostenible con el cumplimiento de las normativas vigentes.

Y la empresa Tigo puso en marcha la campaña llamada “Entrega y estrena” por la que facilita el acceso a un nuevo terminal con un precio más bajo a los clientes que entregan sus teléfonos usados, comprometiéndose a completar el proceso de reciclado en las condiciones oportunas.

Con estas acciones se recolecta más de un millón de teléfonos móviles al año en ese país con lo que ello conlleva de contribución al entorno, de creación de empleo y de concienciación global ciudadana. Muchas empresas han facilitado, de hecho, contenedores donde los ciudadanos pueden depositar sus aparatos para hacerlos llegar a estas.

Movilex apoya estas iniciativas y se pone a disposición de estas empresas para la gestión integral de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en Colombia.

En la mayor parte de nuestros domicilios podemos encontrar teléfonos móviles en desuso, bien por estar averiados, con elementos rotos o incluso obsoletos. Estas unidades contienen elementos como el cadmio, el plomo o el cromo que pueden ser perjudiciales para la salud. Esta es una de las razones por las que se hace hincapié en la necesidad de reciclar esos teléfonos y además hacerlo a través de empresas o programas que están especialmente preparados o indicados para tal proceso. Se trata de un doble beneficio, tanto para las personas como para el medio ambiente.

Dentro de la concienciación general que se pretende en cuestiones de reciclado de aparatos en desuso, las empresas especializadas en cada uno de los sectores de tratamiento de estos residuos se dedican a la destrucción de aquellas partes que no sirven, al tiempo que recuperan los elementos que puedan ser reutilizados siguiendo unas medidas de control específicamente detalladas para su actividad y para la seguridad de la sociedad y el medio ambiente.

En Colombia se viene haciendo un trabajo importante en ese sentido y, por ejemplo, Movistar participa en una campaña bajo el lema “Recicla tu celular y comunícate con la Tierra”, acción que ha incluido en su programa de responsabilidad ambiental, y con ello aporta una solución de reciclaje a sus clientes con aparatos en desuso.

Por su parte, encontramos otro ejemplo en el Departamento de Responsabilidad Social de Claro, y su iniciativa denominada “Yo Amo Mi Mundo”, todo un proceso organizativo en torno a operar contribuyendo al desarrollo sostenible con el cumplimiento de las normativas vigentes.

Y la empresa Tigo puso en marcha la campaña llamada “Entrega y estrena” por la que facilita el acceso a un nuevo terminal con un precio más bajo a los clientes que entregan sus teléfonos usados, comprometiéndose a completar el proceso de reciclado en las condiciones oportunas.

Con estas acciones se recolecta más de un millón de teléfonos móviles al año en ese país con lo que ello conlleva de contribución al entorno, de creación de empleo y de concienciación global ciudadana. Muchas empresas han facilitado, de hecho, contenedores donde los ciudadanos pueden depositar sus aparatos para hacerlos llegar a estas.

Movilex apoya estas iniciativas y se pone a disposición de estas empresas para la gestión integral de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en Colombia.

Imagen: Movilex