La FER apuesta por la reducción de burocracia en los procesos de gestión

El aumento de carga burocrática para las empresas dedicadas a la gestión de residuos, derivada de las nuevas normativas gubernamentales que van entrando en vigor, se traduce en una necesidad cada vez mayor de dedicación en horas de trabajo y por tanto un mayor coste para las empresas.

Con esta realidad patente, desde la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER) se recuerda que desde instancias nacionales y europeas ya han instado a la reducción de las cargas burocráticas en este sector, aunque no se está llevando a cabo una política que lo facilite.

En ese sentido, insisten en que la labor de las empresas de este ámbito debe centrarse en tratamiento y gestión de los residuos, y no en el reporte de datos, como principal ejemplo de cargas administrativas accesorias.

La Federación ha remitido a los Ministerios de Interior y de Agricultura y Medio Ambiente, así como a las Comunidades Autónomas, una carta donde explica su punto de vista al respecto y aporta una serie de medidas que subsanen esta situación.

En definitiva, se pide a las Administraciones que estudien las vías que posibiliten una agilización de los trámites y cargas burocráticas y administrativas para optimizar la labor de las empresas del sector.