Publicado el Informe ODS 2017 de la ONU

LA APUESTA POR EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA SOSTENIBILIDAD SIGUEN SIENDO MATERIAS PENDIENTES PARA LOS ÍNDICES DE ESPAÑA

Tras hacerse público el informe de la ONU, los resultados del Índice de los Objetivos de Desarrollo Sostenible dejan a España lejos de los datos mejor situados y no iguala los indicadores de la media de países de la OCDE. Tan solo en cuestiones como la lucha contra la pobreza, así como la salud y el bienestar aportan datos algo más meritorios a los índices españoles que aprueban también en sostenibilidad de ciudades y comunidades.

De los 157 países cuyos datos se recogen en el Informe de la ONU, España se queda en el puesto número 25 y con muchas cuestiones que revisar para mejorar sus resultados de cara al horizonte de 2030. Es la segunda edición de este estudio con el que la ONU pretende medir el cumplimiento de dicha Agenda 2030 poniendo de manifiesto el trabajo desde 2015, para “erradicar la pobreza y la desigualdad y promover la prosperidad de los habitantes del planeta”.

Aunque los datos que aporta el estudio concreto de España no son del todo negativos, su discreta puntuación del 76,8 está por debajo de la media de los países de la OCDE que alcanza el 77,7 y al ponerlo en comparación con otros países se detectan las principales mejoras que deben plantearse en nuestro país.

Cuestiones como las referidas a los índices que miden el trabajo decente y el crecimiento económico, la innovación e infraestructuras, la producción y el consumo responsables, la acción por el clima, la vida submarina o la vida de los ecosistemas terrestres, aportan subindicadores con muy bajo rendimiento. Por otra parte, en ámbitos como las alianzas para lograr los objetivos propuestos, la reducción de desigualdades o el hambre cero, también recogen algún subindicador de menor rendimiento.

Aunque la valoración general en el país pasa por calificarlo como un informe aceptable, lo cierto es que España tiene que seguir apostando por mejorar en algunas cuestiones básicas para alcanzar cotas mejores en próximos informes que pretendan medir nuestro compromiso con la mejora del planeta, así como los logros en el trabajo. En este sentido, los grandes retos en muchos de los indicadores pasan especialmente por el acento en producción y consumo responsable, cambio climático, energías limpias y la conservación de los ecosistemas.

 

Imagen: http://unsdsn.org/